Algunas recomendaciones básicas harán que tu piel no sólo luzca mejor, sino que esté más saludable.

Son muchos los factores que hoy en día afectan nuestra piel, su salud y su apariencia, pero también existen algunas acciones que pueden mitigar los efectos negativos y ayudarnos a prevenir. Recuerda que la piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo, con casi 2 metros cuadrados de extensión total y entre 4 y 5 mm de espesor. Es, por así decirlo, el primer escudo que tenemos para protegernos de la intemperie. Su cuidado es de la mayor importancia, así como su fortalecimiento.

Enlistamos aquí cinco tips básicos para apoyar este esfuerzo:

Cuidado con el sol

Lo decimos siempre, pero no necesariamente queda claro hasta dónde sí y hasta dónde no podemos tomar el sol. Con el paso de los años y el daño que se ha producido en la capa de ozono, el paso de los rayos solares se ha incrementado y su efecto dañino también. Por todo ello es indispensable utilizar ropa adecuada con factor de protección solar, exponerse esporádicamente y en forma intermitente (varios periodos pero de corta duración), y utilizar bloqueadores potentes, probados y originales

Tu piel es lo que comes, bebes, fumas…

Fumar, beber y malcomer se refleja en la piel inmediatamente, pues tiene que ver con la cantidad de oxígeno y nutrientes que ingresan al organismo; si faltan se nota en el oscurecimiento y resequedad de la piel, si sobran, hay exceso de grasa. Las arrugas están relacionadas directamente con los antioxidantes, y así sucesivamente, vitaminas, proteínas, minerales y agua, son los nutrientes que se estampan en la piel y se ven en forma inmediata.

Menos agua, y menos caliente

La salud de la piel está relacionada también con su contacto con el agua, y con la temperatura. Poco tiempo bajo el agua, y que ésta esté tibia, dará mejores resultados. Igualmente, el secado de la piel debe darse por absorción y no por fricción. Tallar la piel lo único que hace es deteriorarla.

Humectación

Todas las pieles son distintas, pero en esencia comparten la misma necesidad de hidratación y nutrientes. Si mantienes un balance entre los elementos que te hemos compartido, tu piel requerirá de menos cuidados, y si tienes que humectarla, será en forma simple y con lo menos posible de cremas y aceites.

Lava tu rostro todos los días

Si bien es cierto que hay aceites esenciales que deben estar siempre presentes en la piel, también lo es que necesita hidratarse y asearse a diario, para retirar bacterias, suciedad y partículas nocivas que se van acumulando en tu piel. Por eso y sólo por eso, lava a diario tu rostro.

Sigue todos estos simples consejos y seguramente tendrás buenos resultados. También te invitamos a que visites nuestra sección de  Salud y Belleza, donde encontrarás diferentes productos para el cuidado del cuerpo.

 

Sé el primero en enterarte de nuestro contenido y promociones exclusivas. ¡Suscríbete aquí!

2 thoughts on “5 Tips para tener una piel saludable”

  1. Me interesan más consejos para manchas de paño y acné 🙂 gracias ,me gusta mucho esta página .

    1. Hola Verónica!! Muchas gracias por tu comentario y por compartirnos tu interés 🙂
      Con mucho gusto prepararemos algo con este tema. Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Cerrar
Regístrate y obten promociones