Consejos para calar un ataque de ansiedad

El estrés laboral y la ansiedad son padecimientos que se han vuelto muy comunes en la actualidad, esto es tan grave que se han convertido en un problema de salud pública, y es que el estrés y la ansiedad no sólo nos afectan mentalmente, sino también físicamente.

Tan sólo en México se cree que cerca de un 14.3% de los mexicanos padecen un trastorno de ansiedad generalizado.

Si bien es un trastorno muy común, existen muchas personas que no saben cómo aliviar un ataque de ansiedad.

Es por eso que aquí te damos algunos tips que te ayudarán a calmarte un poco:

  1. Enfócate en tu respiración

Cierra los ojos y respira de forma lenta y pausada, inhala por la nariz y exhala por la boca, deberás sentir como tu estomago se infla a medida que respiras.

Una respiración lenta, contrarresta los efectos fisiológicos que produce un ataque de ansiedad.

  1. Meditación

Este punto va ligado con el de arriba, mientras te enfocas en tu respiración, busca un lugar tranquilo y donde sientas seguridad. Tomate unos minutos poner tu mente en blanco y relajarte.

Técnica de medicación para evitar ataques de ansiedad

  1. Haz ejercicio

Activar tu cuerpo puede ser una gran manera de calmar tu estado de ansiedad, ya que el ejercicio eleva los niveles de endorfinas en nuestro cuerpo, lo que hace que te relajes y te haga sentir mejor.

Salir a correr, andar en bicicleta o algún ejercicio de cardio son los ideales para calmar la ansiedad.

  1. Duerme bien y aliméntate mejor

Una mente tranquila comienza con una buen sueño, aunque sabemos que es complicado una buena noche de sueño te ayuda relajarte sin duda alguna.

Bien dice el dicho mente sana en cuerpo sano, mientras mejor te alimentes y más son estés, se reducirán los niveles de estrés que tengas.

  1. Chocolate

¿Has escuchado que el comer chocolate te hace sentir como si estuvieras enamorado? Y es que las sustancias activas del chocolate modifican tu presión sanguínea y tus niveles de azúcar, lo que hace que te sientas mucho mejor.

  1. Date un abrazo

Un abrazo siempre es bien recibido, ya que tiene un efecto reconfortante en nosotros, por lo que el ejercer cierta presión sobre ti puede generar una sensación placentera.

Esta creencia se basa en la técnica de presión profunda, que cubrir a una persona con algo pesado (de entre 8 al 12 por cierto de su peso corporal)

Si darte un abrazo a ti mismo te suena raro, tal vez una manta con peso que este diseñada para ese propósito es lo que necesitas.

Este tipo de mantas simulan un abrazo, que estimulan el sistema límbico, regulando las emociones y disminuyendo el cortisol en el sistema.

Cobija con peso para relajarse

  1. Pequeñas acciones que te hagan feliz

Este es un tip personal, pero que me ha salvado de varios ataques de pánico y ansiedad, cuando me siento mal, veo videos de perros, leo alguno de mis libros favoritos o simplemente escucho música que me haga sentir feliz.

Estas pequeñas acciones son tan relajantes, al punto de que los ataques de ansiedad desaparecen, esto tal vez pueda que funcione para ti o tal vez no, pero no está de más intentarlo.

¡Esperamos que estos consejos te sirvan y te hagan sentir mucho mejor contigo mismo!

Si quieres saber más sobre las mantas con peso, entra da clic aquí.

Sé el primero en enterarte de nuestro contenido y promociones exclusivas. ¡Suscríbete aquí!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Cerrar
Regístrate y obten promociones