¿Alguna vez escuchaste algo sobre la “gimnasia facial”? Pues, prepárate porque es la nueva tendencia en tratamientos de belleza para el rostro, que muchas mujeres están comenzando a integrar a su rutina de cuidado alrededor del mundo.

Como su nombre lo indica, esta técnica está pensada para que los músculos de la cara se ejerciten a través de masajes y estiramientos en la frente, ojos, nariz, labios, mejillas y hasta cuello.

La cara tiene un total de 43 músculos.

¿De verdad funciona?

En este momento te estarás preguntando, ¿para qué hacer gimnasia facial, si todos los días estoy moviendo mi cara? La cierto es que, no es lo mismo mover, a ejercitar el músculo, porque con el paso de los años, los músculos van perdiendo fuerza y firmeza.

Si ejercitamos los músculos de brazos, piernas y abdomen, ¿por qué no hacer lo mismo con los de la cara? Este ejercicio facial te ayudará a regresarle luminosidad y juventud a tu rostro.

¿Cómo funciona la gimnasia facial?

También conocida como “ejercicios faciales” o “yoga facial”, el principio de esta técnica consiste en realizar una serie de movimientos y contracciones a los músculos de la cara con ayuda de los dedos.

Realizar estos ejercicios constantemente, ayuda a mejorar muchísimo la apariencia de la piel, le regresa su elasticidad y fuerza, disminuyendo las arrugas.

¿Qué debo tomar en cuenta para hacer gimnasia facial?

Estos estiramientos los puedes realizar por la mañana al levantarte, o en la noche antes de dormir. Te sugerimos que tengas suficiente tiempo para realizarlos y los puedas disfrutar.

En lo que aprendes los ejercicios, te recomendamos hacerlos frente a un espejo para verificar que los llevas a cabo correctamente.

La piel de tu cara debe estar limpia y previamente hidratada, para que los dedos de tus manos tengan un mejor deslizamiento.

Una sesión de ejercicio facial puede durar desde 15 minutos, hasta 1 hora.

Después del ejercicio facial, si eres de las que les gusta usar mascarillas listas para usar, durante la noche, lo puedes hacer sin ningún problema, porque gracias al ejercicio, ahora tu piel tiene mejor circulación y oxigenación, por lo que  absorberá mejor los ingredientes naturales de la mascarilla.

Ejemplos de ejercicios faciales
Estiramiento del párpado superior

Forma dos “V” sobre tus ojos con tus dedos, como se muestra en la imagen. Una vez hecho esto, mira hacia arriba y entrecierra los ojos, debes sentir como si los estuvieras jalando. Aprieta y relaja los ojos 10 veces; después cierra los ojos, sin quitar los dedos y cuenta hasta 40 para terminar este ejercicio.

Estiramiento de frente

Coloca los dedos índices en tu frente, para que queden paralelas a tus cejas. Presiona ligeramente la frente y levanta las cejas como si estuvieras sorprendida. Levanta y relaja las cejas 10 veces. Después, mantén tus cejas en la posición levantada y usa tus dedos para empujarlas ligeramente hacía abajo, cuenta hasta 30 y después relaja las cejas.

Estiramiento para las mejillas

Abre tu boca lo más que puedas, hasta formar una “O”, jala tu labio superior hacía abajo y por encima de los dientes, coloca tus dedos índices en los pómulos de tus mejillas y sonríe con las comisuras de tus labios, después empuja tus labios hacía abajo. Realiza el ejercicio 35 veces.

Suaviza las líneas de la sonrisa

Abre tu boca y jala los labios por encima de los dientes, hasta que formes un ovalo. Ahora, visualiza una línea imaginaria que va desde las esquinas de tu boca, hasta los costados de tus fosas nasales, empieza a mover tus dedos índices sobre estas líneas de arriba hacia abajo. Repite el ejercicio hasta que sientas una sensación de ardor, después para y deja descansar los músculos.

Anímate a realizar los ejercicios y no dejes de contarnos cuáles fueron tus resultados.

Sé el primero en enterarte de nuestro contenido y promociones exclusivas. ¡Suscríbete aquí!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Cerrar
Regístrate y obten promociones