Hogar

Arenas biodegradables, ¿por qué vale la pena usarlas?

Usar arena para gatos común dejó de ser una opción viable para cuidar el planeta y el bienestar de nuestro gato. Lo que ahora vale la pena probar son las arenas biodegradables.

Disminuir y de preferencia evitar producir desperdicios no ecológicos paso de ser un tema hípster, a convertirse en una prioridad social y ambiental, que permea hasta en la arena para gatos que usamos.  

Las arenas biodegradables pueden contaminar menos

Desde la domesticación de los gatos, la arena de gato es un producto que facilitó la transición del estado salvaje de estos felinos, a un comportamiento hogareño.

En la naturaleza los felinos escarban en la tierra, depositan sus desechos y posteriormente los tapan para ocultar su olor.

Sin importar que tan doméstico y mimado sea un gato, el hábito de ir al baño no ha cambiado en nada, con la excepción de que ahora utilizan areneros para recrear el comportamiento de escarbar y tapar los desechos.

Es entonces cuando entra la disputa por saber qué tipo de arena es mejor usar para los gatos y que cumpla el requisito de no contaminar más al planeta.

La oferta en el mercado de arenas  es variada y se pueden encontrar desde las de arcilla, aglutinantes y sintéticas. Cada una de estas arenas tiene sus pros y contras, pero muy pocas se pueden considerar arenas biodegradables.

arenas biodegradables costal de Skoon de 3.6 kg
Acercamiento a las piedritas del costal de Skoon.

¿Por qué Skoon® es una mejor opción?

Existe un tipo de arena para gatos 100% natural y biodegradable que no aglutina, llamada Skoon®. Ha llamado la atención de varios usuarios por su presentación, la cual es en forma de pequeñas y suaves piedritas.

Lo interesante de estas piedritas es que son ligeras y ultra absorbentes,  porque están hechas con diatomita, un mineral natural con estas propiedades naturales.

Skoon® no necesita aglutinante, porque absorbe y encapsula la orina, cuando es momento de desechar la arena, se reduce en gran medida la huella ambiental que se deja, en comparación con otras arenas que contaminan el agua.

Las arenas biodegradables, se pueden tirar junto con los desechos orgánicos, enterrar en áreas verdes como jardines, e inclusive cerca de árboles, ayudando a disminuir la presencia de plagas.

¿Qué te parece esta opción de arena? ¿Dejarías que tu gato la use?

Etiquetas
Mostrar más

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close
Close