La naturaleza es perfecta y en ella siempre podemos encontrar los ingredientes que le hagan bien a nuestro cuerpo.

Uno de estos compuestos es la arcilla, aunque casi todos la relacionan con temas de construcción y alfarería, tiene excelentes propiedades que le otorgan grandes beneficios a nuestro organismo.

¿Por qué es tan especial? 

La arcilla en su estado más puro es de color blanco y de acuerdo al uso que se le vaya a dar, requerirá un tratamiento especial para sacarle el mayor provecho a sus propiedades.

Si se va a usar para el área de belleza o medicina, esta debe ser irradiada al sol, para eliminar gérmenes, materia orgánica y queden bien pulverizadas para usarse.

En los últimos años, se ha popularizado tanto el uso de minerales en el campo de la belleza y estética, que ha dado origen a una práctica llamada geoterapia, y su principal objetivo es aprovechar el recurso de la tierra para fines terapéuticos.

La arcilla que se utiliza para estos fines engloba beneficios como regular la temperatura, absorber y desechar impurezas del cuerpo y la piel, es un excelente cicatrizante y exfoliante, además ayuda a la regeneración celular y ha resultado muy efectiva para fortalecer el sistema inmunológico.

Tipos de arcilla  

Existen diferentes tipos y colores de este mineral, esto se debe a las propiedades físico y químicas que tienen cada una de estas versiones. Para uso cosmético, existen cinco presentaciones:

Verde

Ideal para usar en pieles grasas, tiene un poderoso efecto anti inflamatorio, exfolia, purifica y regula la grasa de la dermis del rostro, disminuye las impurezas y los famosos puntos negros, además es un limpiador facial natural.

Rojo

Su característico y profundo color se debe a que está enriquecida con hierro e hidróxidos, se usa sobre las pieles que presentan un tipo de acné leve, porque ayudan a eliminarlo paulatinamente sin dejar marcas en el rostro.

Amarillo

Esta presentación es la reina porque desintoxica la piel, está enriquecida con hierro y potasio, ayuda a eliminar las toxinas y grasas desde el interior, hasta el exterior, activa la reparación de los tejidos y le brinda un cóctel de minerales a la piel.

Blanca

Es de las más puras y suaves que se encuentra en la naturaleza. Ideal para usarse en las pieles que son muy sensibles, porque tiene silicio y aluminio que genera un efecto antibacteriano, desinfectante y astringente. Disminuye muchísimo las cicatrices y manchas.

Rosa

Es una mezcla dosificada y equilibrada entre la blanca y la roja, y está pensada para pieles que son hipersensibles y quieren aprovechar todos los beneficios de la arcilla, sin el riesgo de padecer alguna alergia.

 

Esperamos que este tip de belleza te sea de utilidad, recuerda que es muy importante que cuides y protejas tu piel, no sólo por un tema estético, sino también por salud de la misma.

En el portal de Inova®, podrás encontrar nuestra categoría belleza, donde tendrás acceso a una gran gama de productos de alta calidad y efectividad para el cuidado de la piel.

Sé el primero en enterarte de nuestro contenido y promociones exclusivas. ¡Suscríbete aquí!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Cerrar
Regístrate y obten promociones