Bienestar

Los mejores tips para bañar a tu gato en casa

Bañar a tu gato puede ser una de las peores ideas que se te ocurran, ya que si lo haces de manera incorrecta puede que salgas muy arañado y él muy enfadado.

Si tu gato es pequeño el hecho de darle un baño no te va causar ningún conflicto, pero si es un adulto espero que te pongas mucha vaselina en los brazos para que no te afecte ningún zarpazo.

¡Creo que he visto un lindo gatito! Los mininos se bañan solos, un buen cepillado puede ser suficiente para mantenerlos limpios y quitar los pelos que ya no estén adheridos a su piel.

¿Cuándo es necesario bañar a un gato? Solamente en casos extremos, cuando regresan a casa muy sucios llenos de lodo, cuando comienzan a tener parásitos en su pelaje o hayan entrado en contacto con desechos tóxicos.

Los gatos deben bañarse 3 veces al año.

Ellos por naturaleza son curiosos así que si ven una fuente de agua puede que se acerquen, pero eso no significa que quieran bañarse, si no es un caso de cuidado no lo obligues a meterse al agua.

Productos para bañarlo

Si tu gato es pequeño podrás realizar esta misión solo, si es adulto, necesitarás ayuda de un compañero para sostenerlo en caso extremo de que el gato comience a moverse o sentirse incómodo.

Tampoco se trata de torturar a tu felino, haz cada movimiento de manera amable dándole la confianza de que es una actividad segura y sencilla.

Para comenzar esta travesía necesitas:

✔Una jarra

✔Un tapete

✔Jabón/ Shampoo especial para gato

✔Esponja

✔Toalla

✔Cepillo

El tapete nos servirá de base para que no se resbale, colócalo al fondo de la tina en donde bañarás a tu minino.

La bañera  en donde lo vayas a asear debe de tener un poco de agua tibia para que sus patitas se vayan acoplando a la temperatura.

El shampoo no va directamente en el cuerpo de tu michi, dilúyelo en agua y viértelo en su pelaje, luego frótalo suavemente.

Al momento de echarle el agua, hazlo con una jarra de atrás hacia adelante, es decir no directamente a su cabeza, ya que el agua puede entrar a sus oídos u ojos y causar problemas a futuro.

NO MOJES DIRECTAMENTE SU CABEZA, lávala con una esponja o toalla húmeda.

Enjuágalo y sécalo muy bien para evitar malos olores.

Bañar a tu gato

Otras opciones

Si tu michi es de los que no soporta el agua ni 10 segundos, esta opción te va a encantar.

El shampoo en seco es una maravilla para bañar a tu gato, su consistencia es en polvo y solamente debes de verter una cantidad sobre su cuerpo y después cepillarlo como de costumbre.

El cepillo complementa este baño en seco, porque en cada pasada se va la suciedad, parásitos, grasa y pelo muerto de tu gatito, haciendo el mismo efecto que harían el agua y jabón convencional en su pelaje.

Recuerda que si presenta pulgas o garrapatas debes aplicarle una pipeta especial para exterminarlos. 

La espuma para bañarlos también es muy cómoda, solo evita rociarla directamente en tu gato porque entre el ruido y la sensación de humedad de la espuma se asustará y no querrá acercarse a ti.

Mejor pon el producto en tus manos y para aplicarlo acarícialo normal hasta que agarre confianza y puedas frotarlo. Después cepíllalo hasta quitar toda la suciedad.

Si deseas evitar que tu mascota esté libre de olores y tu casa también Skoon® es una gran opción. Es la única arena que elimina por completo el olor a pipí, además ayuda a eliminar parásitos, garrapatas y pulgas de tu mascota. Conoce más aquí.

Gato siendo cepillado
Etiquetas
Mostrar más

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close
Close