Adoptar un perrito es una experiencia muy divertida, con muchas responsabilidades pero sobre todo, llena de amor.

Ya sea que te lleves un cachorro, un adulto o un anciano, estarás dándole nuevo hogar y la oportunidad de tener una vida feliz y tranquila.

Debes recordar que, aunque cada perro es distinto y tiene su propia personalidad, las diferencias fisiológicas entre los machos y las hembras determinan gran parte de su comportamiento.

Por eso enlistamos las características de cada sexo, para que la decisión que tomes sea razonada y el perrito o perrita se adapte a tu estilo de vida.

MACHOS

  • Marcan territorio.

De acuerdo con el libro Historias al natural de Cedar I. García Ríos, ya sea por protección, para atraer a una pareja o por miedo, cuando alcanzan la madurez sexual, los machos marcan territorio orinando en cualquier lugar. Este instinto puede disminuir esterilizándolo.

  • Escapan por una hembra en celo.

Su instinto es más fuerte que ellos y hacen de todo por aparearse. Ten cuidado en dejar alguna puerta o ventana abierta para que no se salga de casa.

  • Suelen ser agresivos con otros machos.

Con el afán de querer ser el líder de la manada, los machos pelean con otro que se acerque o llegue a vivir con ellos. Si ya tienes un macho y quieres adoptar, es mejor que sea hembra y esté esterilizada para evitar embarazos no deseados.

  • Son más independientes.

Los machos pueden quedarse solos por más tiempo sin sentirse tristes o abandonados. Tampoco exageres y te vayas de casa por horas.

  • Son más juguetones.

Tienen tanta energía que los machos se convierten en un perfecto compañero de juegos. Para que esa energía se gaste correctamente, sácalo a pasear seguido.

HEMBRAS

  • Entran en celo.

El primer celo en las hembras aparece entre los 8 y 24 meses de edad, dependiendo de la raza. Es completa responsabilidad de los dueños aparearla o esterilizarla.

  • Son más obedientes.

Las hembras responden mejor al adiestramiento y se tardan menos tiempo en aprender algunas reglas básicas.

  • Son más ansiosas.

Cuando se quedan solas pueden tener escenas de pánico o crisis de ansiedad que hacen que vomiten o se orinen en cualquier parte de la casa.

Déjale una prenda que hayas usado recientemente para que piense que estás con ella.

  • Pueden sufrir un embarazo psicológico.

Luego de cada celo, las hembras pueden desarrollar síntomas de embarazo aunque no se apareen; producen leche, se les inflaman las mamas y hasta tratan a los objetos como cachorros.

Esto se evita esterilizándola o cruzándola durante su periodo de ovulación.

  • Son maternales.

Mientras los machos buscan moverse, a las hembras les gustan los apapachos y las caricias. No quiere decir que a los machos no les gusten los cariños o a las hembras no les guste salir, simplemente es un instinto muy presente en ellos.

Te recomendamos pensar muy bien en las ventajas y desventajas de cada uno, pues la adopción es una decisión de vida.

Como el nuevo integrante de la familia se merece lo mejor, puedes consentirlo a la hora del baño con Woof Washer, que más que bañarlo se trata de un masaje.

Da clic aquí y conoce sus beneficios.

Sé el primero en enterarte de nuestro contenido y promociones exclusivas. ¡Suscríbete aquí!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Cerrar
Regístrate y obten promociones