Ejercicio

¿Qué le pasa a los músculos cuando hacemos ejercicio?

Cuando comenzamos a hacer ejercicio por primera vez y de manera constante, así como cambiar la intensidad y ejercicios de una rutina, por lo regular al día siguiente duelen los músculos del cuerpo, ¿por qué pasa esto?

No es lo mismo sentir un dolor leve, que es muy normal en los músculos en días posteriores al ejercicio, a percibirlo durante el entrenamiento, lo que podría indicar que estamos abusando del peso con el que entrenamos, tomando una postura incorrecta o el esfuerzo es demasiado y debemos parar.

Una actividad física moderada o explosiva siempre demandará esfuerzo del cuerpo, pero recuerda que nunca debe doler, porque es una señal de que podemos lastimarnos.

Beneficios del ejercicio para los músculos

Por lo regular cuando la gente comparte el objetivo que los motiva a hacer ejercicio, se encuentra el deseo de bajar de peso o tallas y desconocen otros grandes beneficios que obtendrá su cuerpo al ejercitarse.

En el caso específico de los músculos externos que podemos entrenar a voluntad (a diferencia de los internos como el corazón) los beneficios que se obtienen a largo plazo son:

  • Evitar dolores musculares y articulares
  • Definición y perdida de grasa a largo plazo
  • Muy importante el crecimiento muscular,
  • Así como mejorar la flexibilidad en todo el cuerpo

¿Por qué duele el cuerpo después del ejercicio?

Este estado se suele presentar al día siguiente del entrenamiento y pueden durar dos o cinco días las molestias, en caso de que el dolor persista es importante acudir a una revisión médica para descartar una lesión.

La razón por la cual sentimos este dolor es por las microrroturas que se generaron por el esfuerzo de entrenar. Los músculos pasan por un estrés físico significativo durante el ejercicio y esos pequeños desgarros son una respuesta natural.

Es durante el proceso de sanación de esos desgarros que nuestros músculos crecen y se definen, el proceso se conoce como hipertrofia muscular.

Desafortunadamente no exista algo que evite el dolor muscular post entrenamiento, sin embargo hay acciones que pueden ayudar a mitigar las molestias:

  • Siempre calienta antes del ejercicio
  • Estira o enfría al terminar la rutina
  • Evita cambios bruscos de temperatura
  • Báñate con agua templada para relajar el cuerpo, inmediatamente después de terminar el ejercicio
  • En caso de que no puedas, cambia tu ropa de entrenamiento por una seca y limpia
  • Toma suficientes líquidos y alimentos ricos en proteínas
  • Procura que la rutina de ejercicio no exceda las dos horas
  • Si al día siguiente sientes el dolor muscular, la mejor manera de combatirlo es haciendo ejercicio, pero en menor intensidad
Etiquetas
Mostrar más

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close
Close