BienestarEjercicio

Relájate este puente haciendo un poco de yoga en casa

Hacer yoga en casa es una excelente idea para relajarte, qué te parece tomarte unos minutos para hacer un poco de yoga para principiantes.

El yoga es una práctica que conecta el cuerpo, la respiración y la mente.

Esta disciplina busca que las personas logren equilibrio y armonía espiritual a través de posturas y ejercicios respiratorios.

Las partes de una clase de Yoga

El yoga tiene una estructura para poco a poco alcanzar el punto supremo de concentración, no solo es sentarte y por arte de magia encontrar el máximo nivel de relajación.

A continuación de mencionamos de manera resumida las partes de una clase de yoga. 

Fase 1

El Yoga debe realizarse concentrado, enfocándote en tu respiración y cuerpo. Por eso al principio se hace una especie de calentamiento relajado con respiración lenta.

Fase 2

Esta fase es un poco más dinámica, aquí se comienzan ejercicios activos de estiramiento y calentamiento para aumentar la flexibilidad y fuerza muscular. 

Fase 3

Se entra de lleno a la realización de posturas, según el nivel y estilo de yoga será la dificultad de estas.

Todas buscan concentración, alcanzar la serenidad y combatir el estrés.

Fase 4

Es un proceso de reflexión y contemplación para tu día, te visualizas con actitud positiva y mensajes de alegría para las actividades que piensas realizar.

Es una meditación corta que permite concentrarte hasta llegar al interior de tu propio ser.

Yoga en casa para principiantes

El yoga de hoy será corto y sencillo con el fin de regalarte unos minutos para ti y meditar un rato.

Ve por tu outfit más cómodo para comenzar a liberar el estrés y buscar bienestar mental y corporal.

Es momento te relajarse ¡Comenzamos!

1.- De pie, separa tu piernas un poco más que el ancho que tus caderas. Mientras inhalas y exhalas concéntrate en todas las partes de tu cuerpo, si quieres puedes cerrar los ojos. Estira tu columna.

2.- Haz una respiración profunda y al momento de exhalar eleva tus brazos.

Saludo arriba alargando columna
Saludo hacia arriba

3.- Inhala de nuevo y al exhalar inclina tu torso hacia el lado derecho, mantén la postura por 5 segundos, mientras inhalas y exhalas.

Extensión lateral
Extensión lateral

Regresa al centro, eleva tus brazos y al exhalar estira tu columna, después inclina tu torso al lado izquierdo y quédate en esa posición durante 5 segundos.

4.- Inhala y regresa al centro. Gira hacia el lado derecho y separa tus pies al ancho de tus caderas, después haz que quede uno frente a otro.

Inhala y contrae el abdomen, mantén esta posición y al inhalar abre tus brazos y caja torácica. Tu pelvis debe de estar en retroversión, es decir, que el hueso púbico quede lo más cerca de tu ombligo.

Alarga tu columna sacando el pecho, realiza de 2 a 3 respiraciones. Al terminar la última, exhalando gira a lado izquierdo y realiza el mismo procedimiento.

5.- Regresa al centro haz de 3 a 5 respiraciones. Ahora haremos la posición de guerrero,  gira hacia la derecha coloca una  pierna de enfrente de la otra.

Deja todo tu peso en la pierna derecha mientras elevas poco a poco de atrás. Levanta los brazos para tener equilibrio y exhala.

Trata de flexionar un poco la rodilla que sostiene el peso. Regresa al centro y haz lo mismo de lado contrario.

Pose de guerrero
Postura de Guerrero

6.- Vuelve al centro y pon tus piernas un poco más separadas que tu cadera. Bajar torso a 90 grados y apoya tus brazos en los cuádriceps (muslos) y actívalos mientras haces respiraciones profundas.

Si eres más flexible inclínate más profundo, si puedes colocar las manos en el piso, mejor. No olvides alargar tu espalda cuando inhalas y exhalas.

Postura perro boca abajo
Postura Perro boca abajo

 7.- Desde esa posición junta tus pies y flexiona tus rodillas hasta que el abdomen esté en contacto con los cuadríceps.

Una vez ahí, inhala y levántate hasta tener los brazos arriba de la cabeza. Exhala y regresa a la posición inicial. Cada vez que lo hagas crece desde tus talones hasta las yema de los dedos. Repítelo 5 veces.

En la última quédate abajo, relaja tu cuello y haz varias respiraciones.

8.- Flexiona las rodillas y sube lentamente. Cuando estés arriba inhala y levanta los brazos, al exhalar pon las palmas frente a tu pecho y cierra los ojos.

Tómate tu tiempo, y siente cada parte de tu cuerpo. Ten pensamientos positivos para que te llenen de buena vibra durante el día.

Namasté

Bienestar físico y mental

Cómo pudiste darte cuenta, hacer yoga en casa es muy sencillo. Empezar el día de esta manera te hará sentirte lleno de energía y de mejor estado de ánimo.

Hacer ejercicio te ayuda a mantener equilibrio físico y mental, evalúa tus hábitos y ubica qué es lo que te hace falta para alcanzarlo.

Seguir una rutina de ejercicio sin duda te hará reducir los niveles de estrés mientras te diviertes, tonificas y ganas fuerza en varias áreas de tu cuerpo.

Etiquetas
Mostrar más

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close
Close