Ante el caos vial que experimentamos en las grandes ciudades, suele ser un problema salir a la calle con auto y sin él. Para hacer frente a este problema que parece no tener fin, debemos optar por medios de transporte más ágiles y económicos que optimicen nuestros tiempos y actividades.

Hoy en día, la Ciudad de México al igual que las metrópolis en crecimiento como el Estado de México, Nuevo León, Jalisco y Veracruz, sufren cada vez más por el caos vial que diariamente ocasionan los más de 20 millones de vehículos que circulan por las avenidas principales.

Un estudio reveló que 7 de cada 10 vehículos que circulan en la Zona Metropolitana son particulares, pero estos sólo representan 1 de cada 10 viajes realizados por persona. De la misma forma, indicó que el traslado promedio de la casa al trabajo de los mexicanos tiene un alcance desde 1.5 horas a 3 horas diarias en auto o transporte público.

Actualmente, México ya figura entre las naciones con peores niveles de congestionamiento vial y las consecuencias por el aumento del uso del automóvil son cada vez mayores. Pero no es porque la población haya crecido de manera importante, más bien son los grandes desplazamientos que propician una alta motorización, resultando increíble que esta congestión vehicular represente una pérdida de 3.3 millones de horas-hombre por día.

Moverte de un lugar a otro en una alternativa más limpia ayudará, sin duda, a reducir las emisiones de CO2, disminuyendo significativamente la contaminación y asegurando nuestra permanencia en el planeta.

Es importante entender que el uso de un transporte alternativo no sólo te permitirá llegar más temprano al trabajo, sino que además te dará la oportunidad de vivir de manera saludable, pues al hacer actividad física obtienes beneficios como reforzar el sistema inmunológico, controlar significativamente tu peso, reducir los problemas cardiacos y mejorar tu sistema cardiovascular.

Debemos promover los vehículos no motorizados, organizar al transporte de carga y propiciar que los vehículos sean usados de forma muy racional. Se parte de los cientos de personas que han cambiado su auto por una opción más saludable protegiendo a nuestro planeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Cerrar
Regístrate y obten promociones