Mujer con insomnio por comer alimentos que no la dejan dormir mejor.

Los alimentos que consumes son tan importantes para la vida diaria, que hasta pueden ser detonadores de un buen o mal descanso.

Así como existen alimentos que ayudan a conciliar el sueño, hay otros que “lo espantan” y que te recomendamos dejar de consumir por lo menos antes de que vayas a dormir.

Si tienes alguna lista de otros alimentos que sabes que te quitan el sueño y nos la quieres compartir, por favor escríbela en los comentarios.

  • Carnes rojas y embutidos.

Las carnes rojas como la de puerco o res y los embutidos como salchicha, chorizo, chistorra, longaniza o salami, son alimentos con altos de tiroxina, un aminoácido de la familia de las catecolaminas y dopaminas que nos permiten estar despiertos.

Es por lo anterior que la hora idónea para consumirlos es por la mañana o a la hora de la comida.

  • Alimentos con azúcar refinada.

Las galletas, el pan dulce, jugos embotellados y algunos cereales de caja, son alimentos que contienen azúcar y aunque no lo parezca, pueden robarte el sueño.

Esto se debe a que por la noche, el nivel de la hormona del estrés llamada cortisol, debe disminuir para relajar el cuerpo y prepararlo para el descanso.

Como el azúcar es un estimulante del cortisol, si comes cualquier tipo de alimento con estas características, seguramente tu cerebro estará tan activo que no podrás conciliar el sueño.

Es importante controlar los niveles de cortisol porque si son altos, suprimen la liberación de la hormona del crecimiento, vital para el desarrollo y la reparación diaria de los tejidos.

  • Alimentos ricos en tiramina.

La tiramina es un aminoácido que puede convertirse en adrenalina y está presente principalmente en alimentos añejos o fermentados.

Los altos niveles de este aminoácido pueden producir dolor de cabeza, un acelerado ritmo cardiaco, náuseas, vómito o presión arterial alta.

Por tanto, te recomendamos disminuir el consumo de alimentos como carne añeja, ahumada, carne seca o encurtidos como mortadela, peperoni, salami o salchicha.

También evita consumir quesos añejos como el cheddar, queso azul, gorgonzola, camembert y brie.

  • Alimentos ricos en grasas saturadas.

Los alimentos ricos en grasas saturadas como las carnes, aceite de coco o los que están fritos, tienden a reducir los niveles de serotonina y son difíciles de digerir para nuestro cuerpo.

La serotonina es un neurotransmisor que se relaciona con el humor y su aumento genera una sensación de bienestar, mejora el autoestima y regula el sueño.

De ahí que se sugiere consumirlos a más tardar en la hora de la comida.

 

Si quieres complementar tu descanso y dormir mejor, te recomendamos los productos de la Familia Sognare®. Da clic aquí para conocer más.

 

Sé el primero en enterarte de nuestro contenido y promociones exclusivas. ¡Suscríbete aquí!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Cerrar
Regístrate y obten promociones