Bienestar

Cambios de temperatura y cómo afectan al organismo

Cuando la temperatura del exterior es muy alta o baja, frecuentemente recurrimos a calefactores o aire acondicionado, pero ¿realmente nos benefician o estos cambios de temperatura nos perjudican? si no les das mantenimiento se convierten en transmisores de contagio de gérmenes, desarrollando alergias a las personas que se encuentran en el espacio que se utilizan.

Algunas señales de que te causan problemas son:  

Vías respiratorias: sequedad o fluido nasal, estornudos, dolor de garganta, rinitis, tos seca.

Cutánea: piel irritada, picor.

Malestar general: ansiedad, náuseas, dolor de cabeza, somnolencia.

Este es el resultado de utilizar aparatos que no se encuentran en óptimas condiciones. Sin embargo, los cambios bruscos de temperatura como estar en un lugar caliente como tu casa y salir con prendas ligeras causan choque de climas en nuestro cuerpo afectando al sistema inmune.

Calefactor de interiores

La temperatura ideal

La temperatura regular del cuerpo humano es entre 36.4 ºC hasta 37.2 ºC, en estos tiempos de frío lo mejor es mantener una temperatura de 21 a 23 centígrados en nuestra casa o espacio de trabajo para que al salir no sintamos un cambio brusco al estar en el exterior.

Nuestra piel tiene termorreceptores que al sentir un cambio drástico de temperatura cierra todos los poros para evitar que salga el calor interno y así no sentir tanto frío del exterior, a esta acción la conocemos como “piel de gallina”.

Brazo con piel de gallina

Cuando tenemos calor sudamos, el cuerpo dilata las arterias cutáneas para que llegue más sangre a la piel y se libere la temperatura del interior.

Las opiniones están divididas entre si es mejor el calor o el frío, tomar una decisión es muy subjetivo porque habrá estaciones del año en las que nos sintamos más cómodos que en otras; esto se debe a que la percepción de cada persona es distinta, por ejemplo, las personas con un índice bajo de grasa en su cuerpo son más friolentas porque casi no tienen tejido adiposo que los proteja de la pérdida de calor.

Estaciones del año

Aunque también existen otros factores como el lugar en el que hayan crecido, eso también explicaría la tolerancia alta o baja a ciertos cambios de temperatura.

El frío afecta nuestras articulaciones, debilita el sistema inmunológico provocando gripes y en casos extremos hipotermia y pulmonía.

Olvídate del frío

Te recomendamos evitar el uso de equipos de climatización para no generar este tipo de malestares, recuerda mantener siempre una temperatura ambiente en tu espacio de trabajo y tener una buena hidratación y alimentación para que tu sistema inmune no se debilite al tener cambios bruscos de clima.

Ingerir alimentos calientes te ayudan a mantener el calor en tu cuerpo porque comienzas de calentar desde adentro hacia afuera, los caldos, sopas, tés o tisanas son una gran opción.

El uso de prendas gruesas dentro y fuera de casa son muy solicitadas en esta temporada, las mantas son las favoritas de todos porque son fáciles de transportar y te cubren todo el cuerpo sin necesidad de sentirte con muchas capas de ropa.

Protege tu pecho, cuello, nariz y boca, utiliza calcetines, guantes y abrigos que cubran articulaciones.

Las mantas Sognare® Relax además de protegerte del frío, te darán la tranquilidad que necesitas, gracias a sus microperlas de cristal con tecnología Power Calm® harán que te despidas de la fatiga y ansiedad, ya que al entrar en contacto con su suavidad percibirás un cálido abrazo al sentir una presión uniforme en todo tu cuerpo, desencadenando un momento relajante.

Sognare® Relax se adapta a cualquier clima y disminuyen los problemas de sueño, si quieres saber más da clic aquí.

Etiquetas
Mostrar más

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close
Close