Hombre con pesadillas por cenar pesado en las fiestas decembrinas.

Estas fiestas decembrinas traen consigo platillos deliciosos que son irresistibles al paladar. Por eso es que la mayoría de las personas cenan pesado en las posadas y luego no pueden dormir o tienen pesadillas.

Esto se debe a que si cenas comida difícil de digerir, como la navideña que es muy rica pero tiene muchos condimentos, el estómago sigue trabajando durante la noche, estimulando de más al cerebro.

Es decir que al cenar pesado o demasiado entrada la noche, el metabolismo continúa funcionando y el cuerpo se queda en un estado de alerta que provoca la producción de hormonas de estrés como la adrenalina.

Lo anterior podría tener como consecuencia tener sueños atípicos como pesadillas o despertar varias veces durante la noche.

Por eso es recomendable que, si vas a ir a alguna reunión, posada o fiesta familiar, cenes ligero o  trates de consumir los antojitos típicos de la temporada, a más tardar 3 horas antes de ir a la cama.

A continuación te compartimos una lista con los alimentos a evitar. Si tienes algún otro que creas que también quita el sueño, por favor déjalo en los comentarios.

  • Frituras, carne y comida con mucha grasa.

El estómago tarda mucho en digerirla.

  • Condimentos picantes.

Causan acidez o reflujo.

  • Alcohol.

Aunque al principio tiene un efecto adormecedor, entrado el ciclo de sueño, puede tener un efecto interruptor o hacer que la persona despierte más temprano de lo normal.

  • Lentejas, frijoles, garbanzos, habas, alubias, col o coliflor.

Inflaman el estómago y provocan gases.

  • Alimentos azucarados.

En esta categoría entra también el chocolate ya que, al igual que los alimentos azucarados, tienen componentes estimulantes.

  • Café.

La cafeína prolonga el tiempo en el que el cerebro se mantiene alerta y despierto, retrasando las horas de descanso.

Hombre sujetando su estómago por comer pesado estas fiestas decembrinas.

Aunque la Navidad es una época en la que todo se nos antoja por la comida tan deliciosa que encontramos en cada esquina, te recomendamos medirte con las porciones, los alimentos y los tiempos.

Para la cena puedes comer queso panela, tres o cuatro rebanadas de jamón de pavo o un vaso de leche descremada, ya que son alimentos bajos en grasa que calman el hambre nocturna sin añadir calorías al cuerpo.

 

Si quieres evitar tener pesadillas puedes echar mano también de los mejores productos para el descanso como los que tiene la Familia Sognare®. Si quieres conocer más, da clic aquí.

Sé el primero en enterarte de nuestro contenido y promociones exclusivas. ¡Suscríbete aquí!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Cerrar
Regístrate y obten promociones