Pareja abrazada sobre un colchón de Memory Foam.

Cuando planeamos tener una noche romántica, tenemos tantas cosas en la cabeza que nos olvidamos por completo de la calidad del colchón.

No recordamos que, dependiendo de su textura y tamaño disfrutaremos o no, el tan deseado acto sexual.

El Memory Foam con el que está hecho uno que otro colchón, es un material que originalmente fue creado para utilizarse en asientos de avión.

Luego de tener éxito, se agregó en camas de pacientes que debían estar acostados por mucho tiempo por ser una espuma viscoelástica que distribuye la presión del peso en diferentes puntos.

Tener sexo sobre un colchón hecho con Memory Foam es muy satisfactorio, ya que combina soporte y suavidad, adaptándose a la forma del cuerpo de la pareja.

Al no tener resortes ni rebote excesivo, no hay riesgo de que el incómodo sonido del rechinido distraiga el acto o que alguno de los dos salga volando por el movimiento.

Una ventaja más es que la temperatura del Memory Foam cambia dependiendo del clima y cuando es baja, se torna más rígido, mientras que cuando es alta, se suaviza.

Aunque el Memory Foam es un material poco conocido en México, sus beneficios son enormes, así que conócelo, úsalo y dale la oportunidad de mejorar tus momentos de placer.

El Colchón Sognare® está hecho con Memory Foam, si quieres conocer más de sus características, da clic aquí.

Sé el primero en enterarte de nuestro contenido y promociones exclusivas. ¡Suscríbete aquí!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Cerrar
Regístrate y obten promociones